AQUI ENCONTRARAS TODAS LAS RECETAS

10 sept. 2009

CUMBRES BORRASCOSAS o TXIPIRONES RELLENOS EN SU TINTA

Pues aquí estamos de nuevo!!!! Esperando que llegaran las vacaciones para ponerme morenita...y todos los días nublado....en fin por lo menos no tengo que fichar durante algunos días mas y eso me anima. Inspirada en el tiempo que esta muy negro he cocinado hoy a estos amiguitos de la infancia que me chiflan, recuerdo cuando los comía de pequeña en mi Bilbao natal y me encantaban. Estos bichillos tienen una pega...hay que limpiarlos..y si no los hago mas es por la faena que requiere su limpieza, pero de vez en cuando me animo. El aspecto es totalmente prehistorico, son feos de coj.... , la verdad que al que se le ocurrió comerse uno por primera vez debía estar canino, porque recién saliditos del mar parecen un poco aliens.
Los chipirones rellenos en su tinta, es un plato típico de la cocina vasca, y aquí os pongo la receta tal y como la recuerdo y la hacen allí, se suelen acompañar de arroz blanco y vale como plato único, pero yo los presento tal cual, podría ser un primer plato o una tapita graciosa para la cervecita de antes de la comida no?

MARCHANDO UNA DE TXIPIS!!!!!

INGREDIENTES (PARA DOS TRAGALDABAS):
  • 16 CHIPIRIRONES DE UNOS 10 CMTS (LUEGO SE QUEDAN EN LA MITAD)
  • 1 CEBOLLA GRANDECITA
  • 1 PIMIENTO VERDE
  • 2 PIMIENTOS DEL PIQUILLO DE LATA
  • 1 LATA DE TOMATE TRITURADO
  • 2 DIENTES DE AJO
  • MEDIO VASO DE VINO BLANCO
  • 2 SOBRES DE TINTA DE CALAMAR ( MERCADONA, CORTE INGLES, EROSKI..)
  • 1 RAMITA DE PEREJIL
  • ACEITE Y SAL (OFF COURSE)

PREPARACION:

Vamos con la limpieza, faena un poco babosa, pero animo que luego están que te mueres!!! Separamos la cabeza y las patas del cuerpo, les quitamos la pluma (los chipirones todos tienen pluma, viven en un paraíso gay) y la telilla rosaviolacea que llevan de traje (osea locazas puras y duras jajajaja). Al sacarles la cabeza y las patas habran salido todas las tripejas, las tiráis por favor, igual que los ojos y la boca. Les arrancamos las aletitas y las picamos junto con las patitas y las dejamos apartadas. Le damos la vuelta al cuerpo, esto es un truquillo para cuando los vamos a rellenar, al cocerse se cerraran por si mismos sin necesidad de ponerles palillos.
Salteamos las patitas y las aletas picaditas con un cuarto de la cebolla, un ajo picadito y perejil. Dejamos enfriar y rellenamos a nuestros colegas con la mezclilla.No os paséis al rellenarlos, porque según se van haciendo se reducen, osea que es recomendable que dejéis mas de la mitad del chipirón vacío. En una cazuela a fuego lento rehogamos con aceite; la cebolla, el ajo, el pimiento piquillo, el pimiento verde y perejil. Cuando todo este bien pochado, añadimos un chorrito de vino blanco, lo dejamos evaporar y añadimos el tomate triturado, salpimentamos y dejamos cocer hasta que veamos que el tomate ya tiene una buena consistencia. En una sartén aparte, salteamos nuestros chipis, ya veréis como se van cerrando, y los agregamos a la salsa, así como los dos sobres de tinta de calamar. Ahora dejamos cocer a fuego lento para que se vaya ligando todo y los chipis cojan todo el sabor. Comprobamos que los chipis ya están hechos y los apartamos de la salsa, esta la trituramos con la batidora y volvemos a incorporar los bichillos. Ya tenemos un plato excelente para un día muy negro.
Espero que disfrutéis de la receta y cuidadín que enganchan!!!!